Centroamérica, con mayor tasa de feminicidios.

Según la Oficina de Naciones Unidas para las Mujeres (ONU-MUJERES), 14 de los 25 países con mayor tasa de feminicidios se encuentran en América Latina. De estos países, destacan Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, en los cuales reina la violencia contra la mujer.

teleSUR te presenta un recuento de los casos más emblemáticos de feminicidio en estos cuatro países centroamericanos:

Honduras:

Tasa de feminicidios: 14,6 por cada 100 mil habitantes, de acuerdo a datos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Solo en el 2013, unas 636 hondureñas perdieron la vida de forma violenta, 600 de esos casos quedaron impunes.

Caso emblemático:

Unos de los casos de feminicidio más recordado en Honduras es el de la enfermera y activista del Frente Nacional de la Resistencia Popular y miembro del Sindicato de Trabajadores del Instituto Hondureño de la Seguridad Social, Vanessa Zepeda, quien fue asesinada en Tegucigalpa el 4 de febrero de 2010. Su cuerpo fue arrojado desde un vehículo en marcha y no presentó heridas de bala ni de arma blanca.

Sus compañeros denunciaron que la sindicalista fue asesinada por su militancia política, aunque un tribunal acabó condenando en octubre del 2011 al cirujano Rafael Alejandro Sierra, con el que la víctima mantuvo una relación.

El Salvador:

Tasa de feminicidios: 12 por cada 100 mil habitantes, según Small Arms Survey, un grupo no gubernamental con sede en Suiza. En los últimos tres años 1,161 mujeres han sido asesinadas de forma dolosa.

Caso emblemático:

Silvia Dinora Rivera Rivas, de 37 años, fue asesinada por su esposo, Manuel Antonio Bermúdez Molina, el 12 de junio de 2013, en la comunidad Trujillo, del Barrio La Vega, sobre el bulevar Arturo Castellanos.

Las investigaciones de la Fiscalía de El Salvador confirmaron que el implicado había llegado a la casa que ambos compartían, en estado de ebriedad. Allí, Bermúdez Molina comenzó una discusión con la víctima que derivó en maltrato físico para luego amarrarla a un sillón, rociarle combustible y prenderle fuego. El homicida fue sentenciado a 40 años de cárcel por el delito de Feminicidio Agravado.

Nicaragua:

-Tasa de feminicidios:  En el 2011, Nicaragua cerró con una tasa de 12 homicidios por cada 100 mil habitantes. En el 2012 la tasa fue de 11 homicidios y en el 2013 fue de 9 homicidios por cada 100 mil habitantes, informó la Policía Nacional.

Desde 2004 hasta 2014 fueron asesinadas 710 mujeres. El 78 por ciento de los casos de violencia contra las mujeres ocurre en sus hogares. Los lugares del país donde son más frecuentes los feminicidios son Managua (capital), el departamento de Matagalpa y la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

Las mujeres son asesinadas con excesiva fuerza y crueldad, estrangulaciones, quemaduras, torturas y mutilaciones. La mayoría en manos de sus cónyuges, excónyuges.

Caso emblemático: Yolanda Samaniego, de 53 años, fue decapitada e incinerada. Las autoridades encontraron su cuerpo en una zona industrial de la ciudad Doral. La víctima había sido reportada desaparecida por su familia desde el 13 de septiembre de este año, informó la Policía del Condado Miami Dade.

El homicida fue Marvin Rivera Montalvo, de 30 años, quien supuestamente actuó en complicidad con otras personas. Rivera fue capturado el 20 de septiembre y el cirmen fue tipificado de asesinato en primer grado.

Guatemala:

Tasa de feminicidios: 9,7 mujeres asesinadas por 100 mil habitantes del sexo femenino, según el informe Femicidio: A Global Problem, publicado por Small Arms Survey.

En 2013, fueron asesinadas 755 mujeres, de acuerdo al Grupo de Apoyo Mutuo (GAM). La Comisión Presidencial para el Abordaje del Femicidio (COPAF) indica que 359 mujeres murieron por arma de fuego, mientras que otras 41 por asfixia; en 28 ocasiones las mujeres fueron golpeadas hasta la muerte y otros 11 cuerpos aparecieron desmembrados. De estos casos, 68 no han sido esclarecidos.

Caso emblemático:

La justicia guatemalteca encontró culpables y condenó a 180 años de prisión a dos hombres por la muerte de dos niñas y dos mujeres, un crimen que conmocionó a la población porque las menores -de seis y 12 años- fueron localizadas estranguladas y en pijama en una zona de la capital guatemalteca la madrugada del 16 de enero pasado.

Edilberto Orozco Orozco y Eddy Barrera Cincuir fueron hallados culpables del dantesco crimen. Ambos mantenían una relación sentimental con las dos víctimas mayores. El Ministerio Público indicó que Orozco Orozco estaba relacionado con al menos dos intentos de asesinato anteriores a este hecho.

Los cuerpos de la madre y la tía de las menores fueron localizadas la misma madrugada en otra zona de la ciudad, con disparos en la cabeza. Según el proceso judicial, una de las adultas tenía una relación con uno de los condenados a quien descubrió en actos delictivos.