El feminicidio y sus causas reales.

El feminicidio es uno de los crímenes más comunes en la sociedad actual. El 21 por ciento de las muertes de mujeres en el mundo se deben a la violencia de género.

Sin importar su edad, color de piel, condición social, si son casadas o solteras, miles de mujeres en todo el mundo son víctimas de la violencia de género, la cual puede ser psicológica, física, verbal, económica, patrimonial y feminicida; ésta última tiene el fatal desenlace de la muerte violenta de las mujeres.

La reciente muerte de Miss Honduras Mundo 2014, María José Alvarado Muñoz, y su hermana Sofía Trinidad, trajeron nuevamente a la luz la realidad del feminicidio, un crimen que continúa vigente en la sociedad. La muerte de las jóvenes a manos del novio de la segunda hizo recordar que todavía falta un largo camino para superar la violencia del hombre hacia la mujer. Este crimen sucedió a tan solo unos días de celebrarse el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia la Mujer.

El feminicidio, es la expresión más brutal en la escalada de violencia en contra de la mujer. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que el 70 por ciento de las mujeres sufren de violencia al menos una vez en su vida. Esta realidad es aún más grave si tomamos en cuenta que el 21 por ciento de las muertes de mujeres en el mundo son por homicidio: 28 por ciento en Europa, 29 por ciento en Asia y 12 por ciento en América.

«Casi la mitad, 47 por ciento de todas las víctimas femeninas en 2012 fueron asesinadas por sus esposos, cónyugues, novios, compañeros íntimos o familiares», ONU.

Durante el 2012, unas 43 mil 600 mujeres, lo que representa el 14 por ciento de los homicidios en el mundo, fueron asesinadas por compañeros íntimos y familiares. De este total de muertes violentas, 19 mil 700 ocurrieron en el continente asiático; 13 mil 400 en África; 6 mil 900 en América; 3 mil 300 en Europa; y 200 en Oceanía.

La escalada del feminicidio en el mundo muestra que la violencia contra las mujeres es social y generalizada. Además, es el resultado de las relaciones de desigualdad de género, así como la permisibilidad de la sociedad a esa violencia.

Causas del feminicidio

Las razones que llevan al feminicidio son variadas, pero la más común son los celos. Muchos hombres agresores alegan que los celos los llevan a cometer el asesinato de sus parejas. Sobre todo si se trata de una supuesta infidelidad.

La segunda causa que lleva a un hombre a perpetrar ese delito es la decisión de su pareja de separarse, lo que no es aceptado por su agresor. Mientras que el rechazo o la negación a una relación también es motivo de ataque. La adicción a las drogas y el alcohol también se cuentan como causantes de la violencia del hombre hacia la mujer.

Otro motivo es el machismo, en la sociedad actual todavía existe un fuerte arraigo de la población masculina a creer que son superiores a las mujeres, lo que conlleva a la discriminación y el maltrato constante, que regularmente termina en el feminicidio. “El agresor es una persona criada dentro de una cultura machista cuyo objetivo es mantener el control sobre una mujer hasta lograr su subordinación”, señaló la responsable del Registro de Feminicidio en Perú, Teresa Viviano.

El hombre machista acusa a la mujer agredida: “Se lo buscó”, “desobedeció”, “no me atiende”, “no siguió instrucciones”, “ella sabe que no puede”, “tengo que usar la fuerza para controlarla”, “el que manda soy yo”.

El crimen organizado también figura como un factor que ocasiona una gran cantidad de feminicidios, en especial en países centroamericanos, donde proliferan grupos criminales y del narcotráfico.

De acuerdo al informe de Derechos Humanos del Equipo Regional de Monitoreo y Análisis de Derechos Humanos en Centroamérico, en países como Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua, el feminicidio tiene “profundas raíces históricas”. Señala que el homicidio de mujeres “está siendo acelerado y profundizado por el incremento de pandillas, maras y mayor incidencia del crimen organizado y el narcotráfico”. En este sentido, explica que más del 25 por ciento de las muertes se deben a estas razones.